0

Recetas caseras de aceite de oliva para la piel

meneame_share

aceite oliva Recetas caseras de aceite de oliva para la piel

El aceite de oliva es excelente para la salud como también para la belleza. Mediante recetas caseras muy simples de realizar puedes aprovechar todos sus beneficios sin tener que gastar de más y obteniendo los mismos beneficios que con productos cosméticos convencionales.

El aceite de oliva es un gran limpiador, es capaz de descomponer el sebo y las impurezas generando una disminución del exceso de grasitud sin despojar la dermis de los lípidos naturales.


Propiedades beneficiosas del aceite de oliva:

  • Es hidratante, tan bueno para pieles deshidratas y secas
  • Es no comedogénico
  • Contiene antioxidantes
  • Tiene similar a la composición a la de la piel humana
  • Limpiar la piel con aceite de oliva

 

Instrucciones para limpiar la piel con aceite de oliva:

Embebe muy bien un algodón con aceite de oliva virgen extra y  frota por toda la cara. Cubre el rostro con una toalla caliente a una temperatura tolerable y presiona ligeramente.

A medida que este se vaya enfriando el paño vuelve a mojar con agua caliente, exprime y vuelve a aplicar en la cara. Por último, lava con agua tibia

Exfoliante de aceite de oliva

Este exfoliante lo puedes usar en todo el cuerpo para eliminar las células muertas y detritos acumulados en la piel. Siempre debes de realizar una exfoliación una vez a la semana para permitir que los nutrientes de las cremas o tratamientos que uses penetren en la piel.

Ingredientes:

  • 1 taza de azúcar (blanca o morena)
  • 1/4 Cucharada de Aceite de Oliva
  • Aceites esenciales, hierbas o aromatizantes a elección

 

Preparación:

Mezcla los ingredientes hasta conseguir una preparación homogénea. Aplica en la zona a elección con suaves movimientos circulares y enjuaga muy bien.

Exfoliante facial Aceite de Oliva

Ingredientes

  • Una cucharada de aceite de oliva
    2 cucharadas de bicarbonato de sodio

Preparación:

Mezcla ambos ingredientes hasta formar una pasta. De ser necesario añade más bicarbonato o bien jugo de limón o miel en caso de que te haya quedado muy espesa.

Mediante movimientos circulares frota la mezcla sobre el cutis haciendo hincapié en las zonas claves como mentón, frente, pómulos y líneas de expresión.
Enjuaga con un paño húmedo con agua caliente y seguidamente agua fría.


meneame_share

Escribe un comentario